Grado y Profesión

Una historia de más de veinte años es complicado de contar. Recientemente y a fin de responder algunas de las preguntas que se hacen los estudiantes actuales, desde la asociación hemos realizado un texto que abarca la época de los cambios de denominación de nuestro grado. Será el primer contenido, y temporalmente, el único de la página de Historia del Grado y la Profesión.

¿Por qué no uno solo?

“Queremos converger con Europa y con nuestros homólogos
en Europa”

“En Europa ser Graduado en Ingeniería de Edificación
no crea confusión”

“Parece ser que nosotros no podemos ser ingenieros ¿por qué?”

“¡Queremos una solución ya!”

“¡Queremos saber qué será de nuestro futuro!”

“Así habríamos planchado la noticia a la perfección”
“Esto es lo que quiero poner en el foro”

Comenzamos con palabras recogidas de archivos antiguos de ASAT en la época de la que a continuación hablaremos ¿Por qué? Porque la mejor forma de entender lo que nuestros grados han sufrido, es leer de primera mano expresiones del momento en el que sucedió, y ser conscientes del gran movimiento y trabajo que se hizo.

1. Todas las partes implicadas nos pusimos de acuerdo en la denominación de Ingeniería de Edificación, porque es la que más se acerca a los títulos universitarios similares en el resto de Europa.

2. Cumplimos todos los requisitos legales establecidos para la elaboración, evaluación y aprobación del Título de Grado en Ingeniería de Edificación, conducente a la profesión de Arquitecto Técnico. 3. Los colectivos profesionales no deben de inmiscuirse en la vida de las universidades, vulnerando así el derecho fundamental a la autonomía universitaria, recogido en la constitución española.” Son varios de los puntos que normalmente se repetían en las notas de prensa y las cartas que se redactaban a las diferentes entidades los antiguos miembros de ASAT.

Empecemos por el principio:

El plan Bolonia unifica el espacio educativo europeo, buscando la equiparación de estudios entre distintas naciones. Se implanta en 2005 y, tras esto, en 2007 se aprueba en Consejo de Ministros la posibilidad de creación del título de Ingeniería de Edificación:

Segundo. Denominación del título.

1. La denominación de los títulos universitarios oficiales a los que se refiere el apartado anterior, deberá facilitar la identificación de la profesión para cuyo ejercicio habilita y en ningún caso, podrá conducir a error o confusión sobre sus efectos profesionales.

2. No podrá ser objeto de verificación por parte del Consejo de Universidades ningún plan de estudios correspondiente a un título universitario oficial cuya denominación incluya la referencia expresa a la profesión de Arquitecto Técnico sin que dicho título cumpla las condiciones establecidas en el presente acuerdo.

3. Ningún título podrá utilizar la denominación de Graduado o Graduada en Ingeniería de Edificación sin cumplir las condiciones establecidas en el presente acuerdo.

Tercero. Ciclo y duración.

-Los títulos a que se refiere el presente acuerdo son enseñanzas universitarias oficiales de Grado, y sus planes de estudios tendrán una duración de 240 créditos europeos a los que se refiere el artículo 5 del mencionado Real Decreto 1393/2007, de 20 de octubre.

Durante el 2009 las Escuelas toman la decisión de modificar el nombre de los grados ofertados que habilitan para la profesión de Arquitecto Técnico a Grado de Ingeniería de Edificación, siendo aprobado por el Consejo de Ministros el 4 de noviembre de ese año.

APROBADO EL CARÁCTER OFICIAL DE 226 NUEVOS TÍTULOS DE GRADO Y 209 TÍTULOS DE MÁSTER

El Consejo de Ministros ha acordado establecer el carácter oficial y la inscripción en el Registro de Universidades, Centros y Títulos, de 226 nuevos títulos de grado y de 209 títulos de máster, que seguidamente se relacionan por rama del saber y por Universidad:

Ingeniería y Arquitectura

Universidad de Alcalá

Graduado o Graduada en Ingeniería de la Edificación

Universidad Autónoma de Madrid

Graduado o Graduada en Ingeniería Informática

Graduado o Graduada en Ingeniería Química

Universidad Camilo José Cela

Graduado o Graduada en Ingeniería de la Edificación

Universidad Europea Miguel de Cervantes

Graduado o Graduada en Ingeniería de la Edificación

Universidad de las Illes Balears

Graduado o Graduada en Ingeniería de la Edificación

Universidad Politécnica de Madrid

Graduado o Graduada en Ingeniería de Edificación

Universidad Navarra

Graduado o Graduada en Ingeniería de la Edificación

Ante esto, el Consejo General de Colegios de Ingenieros Industriales interpusieron una queja ante el Tribunal Supremo contra el cambio de nombre, alegando principalmente que “induce a confusión’’ con el resto de las ingenierías. El 9 de marzo de 2010 se emite el fallo del Tribunal Superior de Justicia a favor de los Ingenieros Industriales. A continuación, os mostramos una de las partes de la sentencia completa, adjunta además más abajo. (Recuerda que si tienes dudas sobre vocabulario o cualquier otro tema, puedes preguntarnos a través del formulario de contacto de la web (enlace)

“Expone que en los Acuerdos del Consejo de Ministros que acompaña se fijan las condiciones para el acceso a la profesión de lngeniero Técnico Industrial, Aeronáutico, etc. pero no de la Edificación. A 1o expuesto no obsta, a su entender, lo previsto en el Acuerdo del Consejo de Ministros de 14 de diciembre de 2007 (B.O.E. del 21) por el que se establecen las condiciones a las que deberán adecuarse los planes de estudios conducentes a la obtención de títulos que habiliten para el ejercicio de la profesión regulada de Arquitecto Técnico. Sostiene que la habilitación de esos títulos es para ejercer la profesión de Arquitecto Técnico. Reputa evidente que la denominación de un título de lngeniero habilitante para el ejercicio de actividades profesionales reguladas habría de entenderse que está haciendo referencia a actividades profesionales de la Ingeniería.

Añade que, además, el apartado segundo del propio Acuerdo del Consejo de Ministros prevé que «la denominación de los títulos universitarios oficiales a los que se refiere el apartado anterior deberá facilitar la identificación de la profesión para cuyo ejercicio habilita y en ningún caso, podrá conducir a error o confusión sobre sus efectos profesionales».

Defiende que si la verificación del título pretendiera basarse en ese Acuerdo del Consejo de Ministros estaría infringiendo al asignar la denominación de lngeniero a un título supuestamente habilitante para el ejercicio de la profesión de Arquitecto Técnico.

Entiende que se infringe también la Orden EC1/3855/2007, de 27 de diciembre, por la que se establecen los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que habiliten para el ejercicio de la profesión de Arquitecto Técnico, que desarrolla las mismas exigencias fijadas en el Acuerdo del Consejo de Ministros.

Finalmente aduce que su pretensión es análoga a la resuelta por Sentencia de 9 de marzo de 2010, recurso contencioso administrativo 150/2008 referido al Acuerdo del Consejo de Ministros de 14 de diciembre de 2007 y la Orden EC1/3855/2007, de 27 de diciembre.

Una de acciones que se realizaron más significativas concluyó el 7 de marzo de 2012,  día en el cual entre la CODATIE y ASAT se redactó una carta conjunta al ministro Wert, solicitando la libertad de que las escuelas puedan ejercer su derecho a nombrar el grado que imparten, solicitud que fue respaldada por 44.406 personas de la comunidad universitaria:

NOTA DE PRENSA: El Presidente de la Conferencia de Directores de Escuelas que imparten Arquitectura Técnica y Grado en Ingeniería de Edificación, D. Francesc Jordana i Riba y el Presidente de la Asociación Sectorial de Estudiantes de Arquitectura Técnica e Ingeniería de Edificación, D. Gonzalo Faya Filgueiras, como representantes de las direcciones y alumnos de las 32 escuelas que imparten actualmente la titulación de Grado en Ingeniería de Edificación, han hecho entrega hoy en el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de un escrito dirigido al Ministro D. José Ignacio Wert Ortega, que recaba 44.406 firmas que suscriben el documento “EN DEFENSA DE LA AUTONOMÍA UNIVERSITARIA EN LA DEFINICIÓN DE TÍTULOS DE GRADO DEL ESPACIO EUROPEO DE EDUCACIÓN SUPERIOR” en el que le solicitan “que se comprometa a acometer las reformas necesarias para que el principio de autonomía universitaria en la definición de las enseñanzas, de sus denominaciones y sus contenidos, quede absolutamente garantizado, así como todas las titulaciones ya implantadas que fueron acordadas por las Universidades y el Consejo de Ministros en el proceso de construcción del Espacio Europeo de Educación Superior”. Esta solicitud le ha sido formulada atendiendo al reconocimiento de los derechos de los graduados y estudiantes en titulaciones universitarias que están siendo objeto de recursos en diferentes tribunales de justicia, puesto que la vulneración de estos derechos “podría tener consecuencias inmediatas e impredecibles en el ámbito social y económico”, y atendiendo igualmente a la “exigencia de salvaguardar la independencia y autonomía de las universidades en el ejercicio de las responsabilidades que el ordenamiento normativo y jurídico les confiere, cuya vulneración supondría, a todos los efectos, una obvia e irreparable deslegitimación institucional de las universidades y de nuestro sistema de enseñanza superior”.

Otro momento emblemático fue la Manifestación del 13 de mayo, pero nada mejor que leer la nota de prensa de ASAT tras dicho evento para entender mejor lo que se estaba viviendo en ese momento:

“El pasado viernes 13 de mayo de 2011, más de 3000 estudiantes provenientes de casi todas las universidades de la península, defendieron por las calles de Madrid el Grado en Ingeniería de Edificación. Paralelamente los estudiantes de la Universidad de La Laguna también se manifestaron junto a todos los residentes en Canarias, frente a la subdelegación del gobierno en Tenerife.

Estudiantes y profesionales circularon entre la Plaza de Colón y el Ministerio de Educación a través del Paseo de Recoletos y la Calle Alcalá, portando sus propias pancartas, en las que se podía leer “Ingeniería de Edificación no induce a confusión en Europa” o “Defendemos nuestro título, defendemos nuestra profesión; Arquitectura Técnica, Ingeniería de Edificación” provistos de chalecos reflectantes, cascos y silbatos con los que los asistentes pudieron hacer notar su presencia por las calles de la ciudad.

Una vez concentrados en las puertas del Ministerio de Educación, el presidente de la asociación, Gonzalo Faya, y el secretario, Alberto Gutiérrez, mantuvieron una reunión con el Secretario General de Universidades, Màrius Rubiralta. En la reunión mantenida, en la que le fueron entregadas las más de 20000 firmas recogidas, el Ministerio se comprometió a agotar todas las vías para la defensa del título de Ingeniería de Edificación, en un plazo breve de 2 o 3 semanas, cuando sea conocido el fallo al recurso para la anulación de la suspensión cautelar de las Universidades de Burgos, Universidad del País Vasco, y la Universidad San Pablo CEU, ASAT será convocada a una reunión en el ministerio donde se plantearán las soluciones para solventar la problemática y la incertidumbre que se está creando a los estudiantes.

Al finalizar la reunión, el Presidente leyó el comunicado oficial, que arrancó los vítores de todas las personas concentradas en frente del Ministerio de Educación.

ASAT, como responsable de la Manifestación considera que lo ocurrido el pasado viernes no fue más que una muestra de que los estudiantes, de Arquitectura Técnica e Ingeniería de Edificación, y todos los profesionales estamos dispuestos a defender nuestro título, desde el principio hasta el final.”

Pero, ¿y ahora qué?

Como podemos observar en nuestro día a día, todo lo acontecido sigue influyendo en ocasiones a los problemas que tenemos de cara a la sociedad, para definirnos como estudiantes de grado y futuros profesionales. Desde ASAT somos conscientes de la preocupación que os causa a muchos estudiantes la situación aún, debido a las múltiples veces que nos preguntáis acerca de sí sigue siendo un tema recurrente entre las entidades principales del sector.

Una sentencia y no volver a salir a la calle con nuestros cascos, no implica que el sector no se esfuerce por dejar clara la figura del Arquitecto Técnico, actualmente siguen existiendo debates y proyectos pero siempre caminando hacia delante y configurando el futuro de nuestra profesión de acuerdo a la constante evolución en la que está inmersa.

Las diferentes denominaciones siguen siendo un problema actualmente, pero todas siguen habilitando a una sola profesión. No nos olvidamos de nuestra historia, desde ASAT nos esforzamos por crear un futuro en base a lo vivido.

Recuerda que sea cual sea tu grado, te habilitará como Arquitecto Técnico, POTÉNCIALO Y POTÉNCIATE.